Los niños y la seguridad

La ley de seguridad vial es muy estricta con el tema transportar niños en moto, en un principio solo pueden ir en moto los niños mayores de de doce (12) años de edad, siempre que ocupen el asiento del pasajero, alcancen los estribos y usen el correspondiente casco protector debidamente homologado. Los niños de menos de siete (7) años nunca pueden ir en la moto. Pero existe una excepción en las edades comprendidas entre los siete (7) y los doce (12) años, pueden ir solo si la moto es conducida por uno de sus padres o tutores, o por una persona expresamente autorizada por ellos, siempre  sentados en el asiento del acompañante y si alcanzan apoyar los pies en los estribos y siempre equipados con el pertinente casco homologado.

La normativa es tan estricta como absurda, ya que no es posible controlar ni la paternidad ni la edad del menor, los menores no están obligados a ir documentados, pero lo más triste es que es una ley insuficiente para proteger de forma adecuada a los niños durante el transporte en moto, en muchas ocasiones al colegio. Esto no significa que no podamos llevarlos, pero si que debemos de tomar medidas complementarias para garantizar su seguridad.

Lo primero que queda claro es que esta terminantemente prohibido que el niño ocupe un lugar por delante del conductor o pueda ir entre dos adultos, lo cual nos deja al niño sin supervisión durante el trayecto, tampoco especifica nada sobre sistemas de retención, como si lo hace con los coches. Por lo tanto queda bajo nuestra total responsabilidad el uso o no de sistemas de retención, que algunos existen.

En el mercado podemos encontrar todo tipo de artilugios destinados para la sujeción de los niños, desde unas sillas de la marca Givi, hasta arneses de distintas modalidades, con o sin estriberas. Yo desaconsejo cualquier tipo de sujeción que represente que los niños quedan fijados al vehiculo o al adulto. Es cierto que aportan una cierta mejora de la seguridad durante los trayectos, el niño no podrá caer de la moto accidentalmente mientras estemos en circulación, pero dudo seriamente de las consecuencias positivas en caso de una caída.

Si que es imprescindible que la moto o scooter vaya dotado de un respaldo, las funciones de respaldo las puede desempeñar de una forma adecuada una maleta trasera. Esto colabora a delimitar el espació y permite en el caso de los niños mas pequeños que si se distraen no puedan caer hacia atrás en un acelerón. También es preciso asegúranos que el niño llega y utiliza los estribos, es su caso se pueden modificar pero siempre que ofrezcan un anclaje suficientemente estable y seguro.

Por ultimo esta el equipamiento personal del niño, necesita del mismo que un adulto y con las mismas características. Casco homologado, es este caso recomiendo uno tipo integral, guantes, calzado cerrado, pantalón largo y una chaqueta cerrada.